La Cirugía Oral está destinada a la extracción de dientes complicados ya sea porque están incluidos, impactados o malposicionados, al tratamiento de raíces afectadas, quistes, biopsias, eliminación de frenillos o de diapneusias (malformaciones producidas por hábitos como la succión), también incluye procedimientos como la regeneración ósea y de tejidos blandos que combinadas con factores de crecimiento, desencadenan la aceleración de los procesos de cicatrización, esto se traduce en un postoperatorio más "cómodo" para el paciente.

Todos estos procedimientos se realizan con anestesia local y sin dolor para el paciente. En aquellos, que tengan fobia y miedo incontrolable a los tratamientos dentales, ponemos a su disposición la opción de la sedación consciente en el gabinete, controlada en todo momento por un médico anestesiólogo, de este modo, la intervención dental no le generará estrés ni ansiedad.

 

 P1

 

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto